viernes, 29 de octubre de 2010

A prisión la madre que metió a su bebé en una bolsa

Los médicos supieron que había parido tras ser hospitalizada por una hemorragia

http://www.abcdesevilla.es/20100926/andalucia/prision-madre-metio-bebe-20100926.html

P. D. A. / MÁLAGA / 26/09/2010

El juzgado en funciones de Guardia de la Audiencia Provincial de Málaga decretó ayer el ingreso en prisión de la mujer de nacionalidad paraguaya que fue detenida la madrugada del miércoles después de que el cadáver de su bebé recién nacido fuese hallado en una bolsa en la vivienda donde ésta dio a luz.

Fuentes judiciales informaron de que la detenida, de unos 30 años de edad, fue puesta a disposición judicial, aunque no declaró hasta la jornada del viernes por sus problemas sanitarios derivados de la hemorragia que sufrió durante el alumbramiento.

La mujer, también madre de un niño de tres años, sobre el que la Delegación de Asuntos Sociales de la Junta deberá decidir si queda en acogida, ha sido acusada de un delito de homicidio.

Los hechos que han propiciado su encarcelamiento en la prisión de Alhaurín de la Torre e produjeron en torno a las 4.00 del miércoles en el domicilio donde la ciudadana paraguaya vivía en compañía de su primogénito y trabajaba ayudando a sus propietarios.

Fueron estos los que de madrugada escucharon ruidos en la planta inferior y bajaron a ver qué ocurría. La mujer fue encontrada en el suelo sangrando abundantemente. Ésta dijo que era producto de la menstruación y que no quería ser atendida por ningún médico, pero la hemorragia obligó a trasladarla a un centro hospitalario donde. El doctor de guardia se percató de que aún tenía parte de la placenta en el útero, señal inequívoca de que había dado a luz. El facultativo le preguntó dónde estaba el bebé, pero no respondió.

Desde el hospital dieron aviso a la Policía Nacional y varias patrullas se desplazaron al domicilio. Los agentes encontraron una bolsa en una especie de lavadero cocina. En su interior estaba el cadáver de la niña. El cuerpo sin vida se encontraba junto a una arqueta lo que ha hecho pensar que la mujer tal vez trató de ocultarlo. Se da la circunstancia de que nadie sabía que la mujer estaba embarazada debido a su obesidad, por lo que la noticia de su parto pilló por sorpresa a mucha gente.

La familia que tenía acogida a la mujer ha expresado su predisposición a acoger al hijo de tres años, aunque serán los Servicios Sociales de la Junta los que finalmente tomen la decisión.

lunes, 7 de diciembre de 2009

Detenida por dejar sola a su hija de 3 años


26-04-2009
La mujer abandonó de noche a la niña en el piso para ir a fiestas de Lutxana, donde participó en una trifulca.
SERGIO LLAMAS
BARAKALDO
-
La Ertzaintza detuvo ayer a una mujer por haber abandonado a su hija de tres años en su casa del barrio de Llano, en Barakaldo. Los agentes tuvieron que alertar a los Bomberos para poder acceder a través de una escalera a la vivienda donde permanecía la pequeña, quien, al parecer, podría haberse quedado sola en el piso desde las dos de la madrugada mientras la madre estaba fuera. «Cuando la niña se cansó, la llevó a casa y ella volvió a salir», afirmaron testigos del suceso. Este fin de semana la localidad celebra las fiestas de Lutxana y cerca del lugar se había habilitado una zona de barracas donde, según explicaron las mismas fuentes, la mujer «estuvo bebiendo».
La detención se produjo a mediodía, después de que los Bomberos entrasen en la casa donde se hallaba la menor y comprobaran que se encontraba bien. Esta intervención policial no fue la primera en que estuvo implicada la mujer, que unas horas antes -sobre las seis y media de la mañana- tuvo su primer encuentro con los agentes cuando se vio implicada en una trifulca junto a tres hombres. «Tenía heridas en la cara como si la hubieran pegado, pero también se había defendido y había partido una botella de cerveza en la cabeza de otra persona», afirmaron los testigos.
Llamada de los vecinos
Mientras tanto, la pequeña estaba sola en casa, algo de lo que se percataron los vecinos del inmueble desde primera hora de la mañana. De hecho, fueron ellos quienes alertaron a la Policía después de que la madre de la menor les dijera que había perdido las llaves y no podía entrar en el piso.
En el bloque donde vive la mujer detenida la noticia causó un gran revuelo, aunque algunos residentes sospechaban que no era la primera vez que la menor se quedaba desatendida.
«Creemos que ya había dejado a la niña en casa antes», reconoció un vecino del portal que prefirió no dar su nombre. «Alguna vez la habíamos visto a ella por la calle y habíamos oído a su hija dentro de casa», argumentaron.
Los propietarios de esas viviendas también reconocieron que, a pesar de todo, la mujer «nunca» había protagonizado un escándalo ni había tenido problemas con la comunidad.
«Lleva algo menos de un año viviendo de alquiler aquí y es una persona normal, a la quesaludábamos», indicaron. Lo mismo aseguraban de la niña: «Es muy simpática y se la ve sana», advirtieron.
Tras la detención de la mujer, que vivía sola en la casa con pequeña, la menor fue llevada con su padre y se alertó a los servicios sociales para que se hagan cargo del caso.
-

Detenida por tirar a un bebé en un contenedor de basura en Dénia

  • La mujer fue a un hospital tras sufrir una hemorragia.
  • La autopsia dirá si el bebé estaba vivo cuando lo tiraron.


EFE. 14.04.2009

-
La Policía Nacional de Dénia ha detenido a una mujer y a su compañero sentimental por arrojar supuestamente a un contenedor de basura el cuerpo de un recién nacido, según han informado este martes fuentes policiales.
La mujer reconoció que tiró al bebé en un contenedor de basuras después de dar a luz en su casa
La detención se produjo el lunes por la tarde después de que la mujer acudiera a un centro hospitalario de la localidad tras sufrir una hemorragia. Los médicos comprobaron que la hemorragia se debía a que la arrestada había dado a luz, si bien ésta lo ocultó.
Según las mismas fuentes, la mujer reconoció que tiró al bebé en un contenedor de basuras próximo a su casa después de dar a luz en su domicilio.
El cuerpo del recién nacido, que fue encontrado por agentes de la Policía Judicial, ha sido trasladado hasta un tanatorio en el que se le realizará la autopsia que revelará si el bebé estaba vivo o no cuando su madre lo arrojó al contenedor.

-

La Guardia Civil investiga el hallazgo del cadáver de un recién nacido en el principal vertedero de Cantabria

12-04-2009
-
La Policía Judicial de la Guardia Civil investiga el hallazgo del cuerpo de un recién nacido que ha aparecido muerto en las instalaciones del vertedero de Meruelo, según informaron a Europa Press fuentes de la investigación.
El bebé apareció el pasado jueves en la zona en la que los camiones descargan la basura en este vertedero, y fue encontrado por un empleado de estas instalaciones. Era un recién nacido, que fue encontrado junto a la placenta y el cordón umbilical.
Ya el 15 de junio de 2002, apareció el cuerpo de otro bebé entre las basuras de ese mismo vertedero, en el que se depositan todos los residuos sólidos urbanos que se generan en los municipios de Cantabria. Se trataba de un varón de unos 3 kilos de peso que no presentaba rasgos de violencia.
-

Una madre dejó a su hijo encerrado en el coche mientras bebía hasta la ebriedad

-
Jueves, 09-04-09
J.G.
SEVILLA.
-
Una mujer de 36 años de edad, identificada como Eva María C.O., ha sido detenida por la Policía en un bar del barrio de Heliópolis después de que, durante cuatro horas, mantuviera a su hijo de tres años encerrado en el coche mientras ella tomaba copas hasta llegar al estado de embriaguez.

Lo que hubiera podido convertirse en una tragedia, debido al estado en que la Policía encontró a la mujer, fue descubierto gracias a la actitud colaboradora de un transeúnte que, hacia las doce y media de la noche, al pasar por la plaza de Los Andes, se percató de que en el interior de un vehículo cerrado a cal y canto había un niño pequeño llorando a lágrima viva.
Alarmado, el hombre llamó entonces al 091 y puso los hechos en conocimiento de la Policía. Hasta el lugar se desplazó entonces una dotación de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, cuyos agentes confirmaron que, efectivamente, en el coche había un niño de corta edad, aunque en aquel momento ya dormía.
A partir de ese momento, los policías pusieron su empeño en localizar a los padres del menor, aunque todos sus esfuerzos resultaron infructuosos.
Búsqueda bar por bar
Ante lo negativo de la gestión y dado que en la zona donde se encontraba el coche había varios bares, los funcionarios tuvieron que recurrir al paciente sistema de ir uno por uno indagando acerca de quien pudiera tener un coche de las características del que ocupaba el menor supuestamente abandonado.
La sorpresa llegó cuando quien se identificó como propietaria del coche en cuestión era una mujer de mediana edad que presentaba evidentes síntomas de haber ingerido alcohol hasta el punto de que tenía problemas para mantener la verticalidad e incluso para comunicarse, ya que su habla era balbuceante.
La mujer, que fue identificada como Eva María C.O., de 36 años, reconoció ante los policías que era la madre del pequeño y que estaba tomando unas cervezas con unos amigos, pero se justificó asegurando que «salía cada dos horas del bar para ver al niño».
En ese momento, los agentes procedieron a la detención de la mujer, que en todo momento mostró una actitud poco colaboradora, según señalaron ayer fuentes policiales.
La investigación posteriormente realizada acerca de la mujer permitió comprobar que ésta llevaba más de cuatro horas en el bar, al que había llegado alrededor de las ocho y media de la tarde.
Durante ese tiempo, el pequeño estuvo encerrado y abandonado negligentemente dentro del vehículo, «careciendo de los cuidados más elementales», según las citadas fuentes, que asimismo han hecho constar los «riesgos mayores» a los que estaba expuesto el menor, debido al estado de embriaguez en el que se encontraba su madre.
Una vez tramitadas las diligencias policiales, la detenida fue puesta a disposición de la autoridad judicial como autora de un presunto delito de abandono de menores.
-

Una madre dejó a su hijo encerrado en el coche mientras bebía hasta la ebriedad


-
Jueves, 09-04-09
J.G.
SEVILLA.

-

Una mujer de 36 años de edad, identificada como Eva María C.O., ha sido detenida por la Policía en un bar del barrio de Heliópolis después de que, durante cuatro horas, mantuviera a su hijo de tres años encerrado en el coche mientras ella tomaba copas hasta llegar al estado de embriaguez.


Lo que hubiera podido convertirse en una tragedia, debido al estado en que la Policía encontró a la mujer, fue descubierto gracias a la actitud colaboradora de un transeúnte que, hacia las doce y media de la noche, al pasar por la plaza de Los Andes, se percató de que en el interior de un vehículo cerrado a cal y canto había un niño pequeño llorando a lágrima viva.
Alarmado, el hombre llamó entonces al 091 y puso los hechos en conocimiento de la Policía. Hasta el lugar se desplazó entonces una dotación de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, cuyos agentes confirmaron que, efectivamente, en el coche había un niño de corta edad, aunque en aquel momento ya dormía.
A partir de ese momento, los policías pusieron su empeño en localizar a los padres del menor, aunque todos sus esfuerzos resultaron infructuosos.
Búsqueda bar por bar
Ante lo negativo de la gestión y dado que en la zona donde se encontraba el coche había varios bares, los funcionarios tuvieron que recurrir al paciente sistema de ir uno por uno indagando acerca de quien pudiera tener un coche de las características del que ocupaba el menor supuestamente abandonado.
La sorpresa llegó cuando quien se identificó como propietaria del coche en cuestión era una mujer de mediana edad que presentaba evidentes síntomas de haber ingerido alcohol hasta el punto de que tenía problemas para mantener la verticalidad e incluso para comunicarse, ya que su habla era balbuceante.

La mujer, que fue identificada como Eva María C.O., de 36 años, reconoció ante los policías que era la madre del pequeño y que estaba tomando unas cervezas con unos amigos, pero se justificó asegurando que «salía cada dos horas del bar para ver al niño».

En ese momento, los agentes procedieron a la detención de la mujer, que en todo momento mostró una actitud poco colaboradora, según señalaron ayer fuentes policiales.
La investigación posteriormente realizada acerca de la mujer permitió comprobar que ésta llevaba más de cuatro horas en el bar, al que había llegado alrededor de las ocho y media de la tarde.
Durante ese tiempo, el pequeño estuvo encerrado y abandonado negligentemente dentro del vehículo, «careciendo de los cuidados más elementales», según las citadas fuentes, que asimismo han hecho constar los «riesgos mayores» a los que estaba expuesto el menor, debido al estado de embriaguez en el que se encontraba su madre.

Una vez tramitadas las diligencias policiales, la detenida fue puesta a disposición de la autoridad judicial como autora de un presunto delito de abandono de menores.

-

Tiran a un bebé vivo a la basura y hallan su cadáver en el vertedero

Tiran a un bebé vivo a la basura y hallan su cadáver en el vertedero
-
MADRID
Lunes, 30-03-09
-
Ha vuelto a ocurrir. Por segunda vez en una semana dos bebés que nacieron vivos han sido hallados muertos. Uno, en una vivienda y el otro, en un vertedero. Si el pasado martes conocíamos que una mujer había dado a luz a su hijo en su casa, al que introdujo en un armario, «olvidándose» de su existencia, por lo que falleció; el sábado, un empleado del vertedero de Valdemingómez, situado en la Cañada Real de Villa de Vallecas encontró, para su asombro, el segundo cuerpo.
Fue minutos antes de las cuatro de la tarde cuando un operario de una de las tres plantas de reciclaje del centro de residuos, el de La Paloma, dio la voz de alerta al detectar algo extraño.
Al parecer, en la cinta transportadora que se encarga de separar los materiales plásticos que serán, posteriormente tratados y recuperados, había lo que creyó que era un muñeco. Tras dar el aviso y parar la maquinaria automáticamente, descubrió, al acercarse, consternado, que se trataba de un ser de carne y hueso, recién nacido, que aún conservaba parte del cordón umbilical.
Hasta el lugar acudieron agentes de la comisaría de Villa de Vallecas y del Grupo VI de Homicidios. El cadáver estaba sucio y algo aplastado, ya que fue hallado en la última fase del proceso de separación de la basura. Tenía el tamaño de un bebé nacido a término y le habían cortado el cordón, aunque conservaba una parte del mismo. Este extremo es importante ya que permite determinar si nació en un centro sanitario, en donde queda registrado.
El parto fue hace varios días
Fuentes de la investigación consideran que el infortunado nació con vida hace varios días y que fue arrojado vivo después a un contenedor de basura. Ahora las pesquisas se centran, de un lado, en averiguar de qué zona de la capital procedía el cubo y, de otro, en comprobar a las parturientas que han dado a luz en los últimos días, o a las mujeres que han acudido a hospitales con hemorragias o algún síntoma que pudiera estar relacionado con el macabro suceso. La autopsia, que le será practicada hoy, arrojará algo más de luz en el caso.
Tres casos en cuatro años
Por desgracia esta no es la primera vez que en este vertedero aparece el cadáver de un recién nacido. El último episodio se produjo el 10 de abril de 2008, cuando los operarios de la planta de tratamiento de Las Dehesas, encontraron también, en otra cinta transportadora, el cadáver de un varón recién nacido con el cordón umbilical aún puesto.
-